¿Cómo podemos evitar que caiga en el mar Daedalus 8?

Como hemos ido informando estos días, las simulaciones de vuelo de Daedalus 8 indican que va a ir a parar al mar. Si o si. Al 100% de seguridad.

Los globos sonda no pueden ser dirigidos, no tienen motores ni nada que les haga cambiar su rumbo. Tan sólo se dejan llevar por los vientos que van cambiando de velocidad y dirección con la altura, desde los vientos que conocemos cerca de la superficie, a las corrientes de chorro que utilizan los aviones intercontinentales para ahorrar combustible a 10 kms de altura y que van cambiando con las estaciones o las corrientes de mayor altura por encima de los 20 kilómetros.

Corriente de chorro

Por tanto podríamos dar por perdido el globo de Daedalus 8. De todas formas perder el globo tampoco sería un desastre puesto que contamos con ello y tenemos un sistema de comunicaciones que nos permitirá ir recibiendo datos durante el vuelo con la información que necesitamos. Aun así, le hemos seguido dando vueltas a la cabeza para intentar no perderla. Para bajar esas posibilidades de pérdida del 100%, al 80%, al 50% o… ¿al 0%? Veamos como…

La simulación normal para un vuelo es algo así:

SImulación a 3 días del vuelo

Los vientos llevan la sonda al este todo el tiempo, pero hay un momento en el cual la sonda gira y vuelve por unos minutos al oeste. Hay épocas del año y días en los cuales las curvas en forma de ‘S’ son muy acentuadas, pero en otras ocasiones como en esta es prácticamente una línea recta sin apenas ‘marcha atrás’. El cambio de dirección se produce a una altura de 22 kilómetros y se mantiene la sonda en dirección oeste (eso sí, con un desplazamiento mucho más lento) hasta que explota (algo que hará entre los 27 y 30 kms de altura) y vuelve a caer. Al llegar a los 22 kilómetros en la bajada, volverá a cambiar de sentido y de nuevo pondrá rumbo al este.

El tramo en rojo indica el momento de desplazamiento al oeste, que habrá que alargar para recuperar la sonda

¿Qué se puede hacer en un caso así? Pues más bien poco porque por mucho que inflemos el globo, o lo dejemos más vacío o lo carguemos más o menos… nada evitaría que cayera en el mar, siempre a más de 30 kilómetros de la costa.

Sin embargo no todo está perdido, hay una posibilidad que bien realizada podría traernos de nuevo la sonda a casa. Se trata de romper un poco la lógica de estos vuelos y plantearnos lo siguiente: ¿porqué no usar dos globos? A primera vista parece una tontería, eso no soluciona nada. Con dos globos subimos más rápido y logramos recortar algo la distancia recorrida, pero es completamente insuficiente. Entonces ¿cómo lograr que vuelva?

El truco está en inflar dos globos, como vemos en la imagen superior de nuestra misión Daedalus 2 (NS1b). El truco estaría en que uno de ellos, el menor, quede inflado casi en el límite de flotabilidad neutra, el punto en el cual si colgáramos la sonda sólo de ese globo ni suba ni baje o lo haga muy poco. Hasta ahora lo habíamos usado para lograr permanecer más tiempo arriba para tomar imágenes nocturnas (contaminación lumínica y meteoros). Pero ahora vamos un paso más allá.

Cuando los dos globos suban lo harán más rápidamente al tener más fuerza de ascenso, por lo que el viaje hacia arriba será relativamente rápido. Al llegar a los 22 kilómetros girará al oeste y seguirá subiendo. Al llegar al techo de explosión del globo que esté más inflado (el globo mayor tiene un techo alrededor de los 30 kilómetros), en lugar de caer en picado y volver en pocos minutos a bajar a los 22 kilómetros y tomar rumbo este, la sonda seguirá bajando pero lentamente, muy lentamente y por tanto estará mucho tiempo en caída dirigiéndose al oeste hasta llegar a esos fatídicos 22 kilómetros. Si en ese tiempo ha logrado entrar 20 o 30 kilómetros tierra adentro ¡lo habremos logrado! En ese momento nuestro sistema de ‘cutdown’ cortará la cuerda que nos une al globo y bajará la sonda en paracaídas. Justo en el momento que nosotros queramos y donde queramos.

Si la suerte nos sonríe, la trayectoria tras la explosión sería la línea roja... ¿imposible? tal vez, pero lo intentaremos.

Probablemente si intentamos esto 100 veces sólo salga una. Depende de como anden los vientos en la última hora, del peso final de la sonda, de que funcione el cutdown, de que los globos no estén dañados, de la precisión al inflar los globos, de que aguanten las baterías… de muchas cosas. Pero lo intentaremos.

Comparte y disfruta: These icons link to social bookmarking sites where readers can share and discover new web pages.
  • del.icio.us
  • BarraPunto
  • email
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • LinkedIn
  • Live-MSN
  • Meneame
  • MySpace
  • Technorati
  • TwitThis
  • StumbleUpon
  • XING
  • Wikio ES

WordPress Themes

A %d blogueros les gusta esto:

Si quieres seguir visitando este sitio, tienes que aceptar el uso de cookies más información

proyectodaedalus.com usa cookies. Al usar este sitio sin modificar tu configuración de cookies o hacer clic en "Aceptar", aceptas que proyectodaedalus.com haga uso de cookies.

Cierra