Near Space 1-B, primer vuelo nocturno del proyecto Daedalus (1ª parte)

En la noche de este pasado sábado 18 de septiembre de 2.010 se lanzó el globo sonda Near Space 1-B (NS1-B), el segundo vuelo del proyecto Daedalus. Esta sonda era la misma que había volado el pasado mes de julio dentro de las actividades de la Campus Party de Valencia y por tanto al no ser un diseño diferente optamos por mantener el ‘1’ de la numeración y añadir la ‘B’ para indicar que se trataba de su segundo vuelo.

En esta ocasión el vuelo fue propuesto por Alejandro Sánchez ‘pmisson’, miembro de la Asociación de Astrónomos Aficionados y del Departamento de Astrofísica y Ciencias de la Atmósfera de la Universidad Complutense de Madrid, como parte de las actividades del XIX Congreso Estatal de Astronomía que se celebró en Madrid el pasado fin de semana. Alejandro acudió como ponente para Campus Party y se unió a nuestro proyecto, proponiendo un lanzamiento nocturno, algo que inmediatamente nos convenció.

La idea para este vuelo era dotar a la sonda de una cámara de vídeo de alta sensibilidad que al ser lanzada en un vuelo nocturno pudiera observar buena parte de la península ibérica y observar la contaminación lumínica producida por las luces de nuestras ciudades y pueblos.

Tras algunas dudas sobre la viabilidad de preparar la sonda, el martes 14 de septiembre (4 días antes del lanzamiento) se decidió que lo llevaríamos a cabo y comenzó una frenética carrera para lograrlo. Teníamos la sonda, teníamos las ganas y solo faltaba todo lo demás, pero la ilusión por lanzar esta misión nos hizo no querer ver la gran locura que suponía, pero bueno ¿de que trata esto si no es de hacer algo con ilusión y algo de locura?

Así que tras llamadas nocturnas y emails, en los dos días siguientes conseguimos el Notam (el permiso de Aena para el lanzamiento), el helio y el globo, traído directamente del proveedor de Bruselas por nuestro compañero Aitor Conde. Normalmente conseguir estas cosas lleva varías semanas, pero el buen hacer y la insistencia de los miembros del equipo logró lo imposible.

Como punto de lanzamiento volvimos a Corral de Almaguer, el lugar desde el cual no llegó a lanzarse la misión NS1 debido a la erupción de un conocido volcán islandés de cuyo nombre no quiero acordarme. Y en concreto nos fuimos a la Estación de Servicio de Corral de Almaguer, en el kilómetro 40 de la Autopista AP-36.

Área de Servicio de Corral de Almaguer al sur de la localidad en la AP36

Debido a unos retrasos en el programa de actividades, el equipo llegó al Área de Servicio a las 23.00h y comenzamos a descargar todo el material para el vuelo, las herramientas y los ordenadores. Elegimos una zona despejada del parking y allí colocamos una manta térmica en el suelo para poder desplegar encima de ella el globo, evitando así su contaminación y cualquier daño por roce. Además los miembros que entraban en contacto con el globo debían hacerlo con guantes de látex o plástico que impidieran el contacto de suciedad o grasa con el globo ya que estos elementos son la principal causa de los estallidos prematuros de los globos.

Para este vuelo habíamos adquirido dos globos, uno para la misión y otro de reserva en caso de rotura en el montaje o hinchado y también para tener uno en caso de tener que hacer otro ‘lanzamiento de urgencia’ en los próximos meses. Los globos eran de la marca japonesa Totex y de un peso de 800 gramos, mucho más pequeños que los usados para NS1, pero los únicos disponibles con tan pocos días de antelación. Por tanto la altura que alcanzaríamos no serían tan elevada como en el vuelo anterior pero eso no importaba porque con subir a 15 o 20 kilómetros ya era más que suficiente como para cumplir los objetivos de la misión.

Comienza el inflado del globo

El pequeño globo lleno casi al completo. El llenado finalizó a las 00.15 horas.

Mientras tanto los otros miembros del equipo iban preparando la sonda, la CPU, la radiobaliza y la cámara de vídeo de alta sensibilidad para el vuelo.

Montando NS1-B. La sonda estaba cerrada y lista a las 00.48h.

Cuando nos acercábamos a las 01.00 horas de la madrugada el globo ya estaba listo, el paracaídas atado y la caja cerrada y unida al paracaídas. Para tener mejor visión del globo durante los primeros momentos del ascenso, colocamos una linterna apuntando hacia arriba lo que nos permitiría ver el globo iluminado y nos ayudaría a localizar la sonda en la oscuridad de la noche.

La linterna nos permitiría ver el ascenso en los primeros momentos al iluminar el globo

Y llegado el momento definitivo poco después de las una, hicimos la habitual cuenta atrás y en ese momento vimos que algo raro pasaba. A pesar de haberlo soltado, el globo sonda no subía, pero lo curioso es que tampoco bajaba. Habíamos puesto demasiado peso y el globo era demasiado pequeño y logramos el equilibrio absoluto del globo ante nuestra sorpresa. Habíamos comprobado el Helio que había en el interior del globo con el peso de una garrafa de agua de 5L pero con 2 vasos menos que su capacidad máxima. Eso eran aproximadamente 4.6 a 4.7 Kg, que es lo que habíamos calculado que tenía que tirar ese globo hacia arriba para levantar una sonda de 4 Kg a una altura de 25.5 Km en 2 horas. Por tanto era el momento de soltar lastre ya que no podíamos meter más helio en el globo.

Tras quitar la linterna, el globo parecía más dispuesto a subir y las ganas porque comenzara la misión nos hizo repetir la cuenta atrás y en esta ocasión el globo si que despegó del suelo… pero muy lentamente. La subida era extremadamente lenta y puso rumbo hacia el oeste, pasando cerca de una farola y dirigiéndose a muy baja altura hacia los campos de los alrededores. El globo seguía desplazándose en horizontal pero sin subir en altura, flotando a un par de metros del suelo y perdiéndose en la noche. En ese momento nos dimos cuenta que la misión acabaría en fracaso, puesto que acabaría estrellándose contra el suelo, un arbol o el cableado eléctrico. Varios miembros del equipo salieron corriendo tras NS1-B y lograron recuperarlo a unos 500 metros del lugar del lanzamiento tras cruzar una carretera y estrellarse contra los postes de alta tensión. Primer vuelo de NS1-B en Google Earth.

El globo y la sonda tras ser recuperados a las 01:25 de la madrugada

Sorprendentemente el globo quedó intacto pero no sabíamos el estado de los componentes eléctricos de la sonda, así que volvimos hasta la Estación de Servicio para abrirla y probar cada componente. Mientras tanto se tomó otra decisión: acabaríamos el helio de la bombona con el otro globo de  repuesto y lanzaríamos la misión con ambos globos unidos. Ya estaba casi todo perdido, así que había que arriesgarse.

Mientras un equipo hinchaba el segundo globo, otro equipo abría la sonda y comprobaba que casi todo estaba en buen estado, menos la cámara de alta sensibilidad que no daba ninguna imagen. Sin la cámara el vuelo no tenía sentido, así que tuvimos que investigar que es lo que fallaba. Finalmente descubrimos que el voltaje que alimentaba la cámara apenas llegaba a los 3,7 voltios, cuando necesitaba 12 voltios. Sin batería de recambio ni pilas, acudimos a la gasolinera donde nos encontrábamos y por suerte tenían 3 pilas de petaca de 4,5 voltios cada una, lo que nos permitió montar una cutre-batería que sustituiría la batería original de la cámara. Después de la misión nos dimos cuenta de que la cámara ya había fallado antes de no elevarse el globo y de chocar contra los cables, por lo que el incidente del lanzamiento fallido fue realmente lo que salvó la misión. Si se hubiera elevado correctamente nos habríamos dado cuenta al aterrizar de que la cámara no habría grabado nada.

A las 01.40 ya teníamos el segundo globo listo, pero hubo que esperar hasta recuperar la cámara

En breve, el resto de la historia. 🙂

Comparte y disfruta: These icons link to social bookmarking sites where readers can share and discover new web pages.
  • del.icio.us
  • BarraPunto
  • email
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • LinkedIn
  • Live-MSN
  • Meneame
  • MySpace
  • Technorati
  • TwitThis
  • StumbleUpon
  • XING
  • Wikio ES

WordPress Themes

A %d blogueros les gusta esto:

Si quieres seguir visitando este sitio, tienes que aceptar el uso de cookies más información

proyectodaedalus.com usa cookies. Al usar este sitio sin modificar tu configuración de cookies o hacer clic en "Aceptar", aceptas que proyectodaedalus.com haga uso de cookies.

Cierra